1865 | FLORENCIA CAPITAL DE ITALIA

¿Por qué el nombre de “1865”? Es el año en que comenzó la construcción del pequeño edificio en el que se encuentra ubicada nuestra residencia, y el año en que Florencia se convirtió en capital de Italia. La ciudad se transformó urbanísticamente gracias a los proyectos del arquitecto Giuseppe Poggi, diseñados para acoger a los funcionarios y a la Corte de Turín (la primera capital tras la unificación) además de para albergar las sedes de periódicos, editoriales y embajadas.

El barrio en que se encuentra 1865 surge precisamente en ese momento, destinado a la élite de la época, en una zona del centro histórico cultivada con huertos en aquel tiempo. El resultado es un barrio elegante, muy amado por los florentinos, con ese espacio verde en el centro que se ha convertido en la zona peatonal más grande del casco antiguo de Florencia: Piazza d’Azeglio. Las ventajas: a un paso del Duomo, pero alejado de las masas.